MONTAJE - COMO HACER CIRCUITOS IMPRESOS EMPLEANDO MATERIAL FOTOSENSIBLE
   
  En diversas oportunidades hemos explicado las maneras de hacer circuitos impresos. Cuando reci'en comenzaba Saber Electrónica, para ser preciso en el Nº 2, por el año 1987 ya enseñamos el proceso convencional para hacer las placas de circuitos impresos. En esta ocasión presentamos otra manera de crear sus placas y es a través del sistema fotosensible. Este método consiste en traspasar el diseño del impreso que desee, desde una hoja de calcar hacia una placa de circuito impreso presensibilizada. El traspaso se hace colocando el diseño de la hoja de calcar sobre la placa fotosensible, colocando una luz considerable durante un tiempo x. Al cabo de ese tiempo, su placa ya estará dibujada y luego de un proceso de revelado, quedará lista para colocar en el percloruro férrico para terminar con el proceso. De esta manera, se puede ahorrar tiempo, lo que muchas veces significa dinero..
   
  - INTRODUCCION
   
  Este es un material negativo, o sea que los caminos que deseamos que permanezcan en el impreso, son transparentes en el negativo.
   
 
   
  - LIMPIEZA
   
 
Este párrafo es para aquellos que adquieren solamente la lámina fotosensible para aplicarla por su cuenta sobre el material que posean.

Los que adquieren el material ya emulsionado pueden descartarlo.

La limpieza de la superficie de cobre es fundamental, en forma artesanal se la puede hacer con untrozo de viruta de acero o virulana fina, se pasa hasta que la superficie del cobre quede brillante. Luego debe limpiarse con trozos de papel higiénico o de rollos de cocina o servilletas de papel, los que se han humedecido con alcohol fino, esto último deberá repetirse tres ó cuatro veces hasta que el papel salga limpio. Cuidado con las manchas de los dedos.

Como la emulsión viene protegida por ambos lados con una lámina de polietileno muy fina, es necesario retirar una de ellas para poder adherirla sobre la superficie de cobre. Para despegar el polietileno se puede usar un trocito de cinta scotch sobre una esquina de la lámina, si no lo hace con facilidad, se raspa la lámina fotosensible en una punta con un cutter, de este modo se rompe el polietileno y es más fácil despegarlo.
   
  - EXPOSICION
   
  Puede hacerse con una lámpara ultravioleta o con una reflectora común. Con una UV de 300W a 34 cm de distancia necesitamos un tiempo de alrededor de 3-4 minutos. El rendimiento UV varía con el tipo de lámpara, con la edad de la misma y con la tensión de línea. Más práctico y económico es el empleo de una lámpara tipo SPOT o reflectora, las experiencias siguiente se hicieron con una lámpara marca Osram tipo SPOT R95 E27/ES de 100W. Es muy posible que otras marcas y tipos de reflectoras den un resultado similar. A 14 cm de distancia de la placa a exponer, el tiempo osciló entre 5 y 10 minutos. No olvidar que la placa con el negativo debe estar con un vidrio encima de mayor tamaño, con cosas pesadas en sus bordes de modo de apretar al negativo contra el material emulsionado.

Si bien el tiempo de exposición no es crítico, su exceso tiende a cerrar los agujeritos que luego deben ser perforados y se dificulta el centrado de la mecha, además los caminos que estaban muy próximos se unen formando cortos que a veces no son visibles.
   
 
   
  - REVELADO
   
  El material fotosensibel viene protegido con una lámina de polietileno muy delgada, la que debe ser retirada antes del revelado. Con un pequeño trozo de cinta scotch se debe intentar su separación en cualquier esquina del impreso, debe elegirse un lugar por donde no posen caminos, ya que es posible que también se levante la emulsión en ese caso se la aprieta con cuidado con el dedo tratando de ubicarla en su lugar primitivo, antes de aplicar la cinta scotch puede pasarse el filo de un cutter para ayudar a la separación del polietileno de la emulsión.

Si la exposición ha sido la correcta, después de expuesta aparece el dinujo en un color azul oscuro, tanto más oscuro cuanto mayor ha sido la exposición.

Una vez retirada la película de protección se lo sumerge en el revelador, éste es una solución al 2% de carbonato de sodio, también conocido como soda solvay.

Después de algunos minutos se verá que las partes que no están polimerizadas toman un color celeste similar al de la emulsión, en este momento se la saca del revelador y bajo un chorro de agua se la frota con un cepillo, por ejemplo, un viejo cepillo de dientes, observarán que se desprende la parte celeste, se repite el proceso hasta que el cobre del fondo se vea brillante. El revelador debe guardarse en botella cerrada, ya que se puede usar varias veces.
   
 
   
  - ELIMINACION DEL COBRE INNECESARIO
   
  Esto se hace sumergiendo la plaqueta ya revelada y seca en una solución de percloruro de hierro. Es conveniente adquirirlo en droguerías, ya que así resulta más económico, tal como viene es un poco concentrado, por lo que conviene agregarle un poco de agua, digamos un 20%.

Este proceso puede acelerarse de dos maneras, juntas o combinadas. Una es calentando la solución hasta los 50 o 60 grados, y la otra es mediante la agitación, de hecho siempre debe agitarse, si se la deja reposando en el fonde de un recipiente de vidrio o de plástico y no se la agita, el proceso se hace más lento e irregular porque se deposita cloruro de cobre muy fino sobre la plaqueta.

Por favor tenga mucho cuidado con esta sustancia, se devora prácticamente todos los metales y además mancha la ropa de modo tal queno se puede desmanchar aunque trate de hacerlo en forma inmediata. Si no quiere mancharse los dedos, use dedales de goma o guantes tipo cirujano que se consiguen en las farmacias.

Hay que revisar la plaqueta cada tanto y una vez que está limpia el proceso ha terminado. Guarde al percloruro ya que se puede usar muchas veces.
   
 
   
  - REMOCION
   
  Ahora nos queda remover la emulsión polimerizada, para ello la sumergimos en una solución al 10% de soda cáustica o hidróxido de sodio, también se conserva mucho tiempo.

Este proceso es simple, se sumerge la plaqueta en la solución antedicha y se espera que la emulsión se desprenda del todo, con lo que se da por terminado el proceso.

Se enjuaga bien con agua, se seca y se le aplica flux para evitar que el cobre se oxide.

Todos estos pasos, especialmente la exposición y el revelado, deberán ser experimentados de acuerdo a los elementos con los que se trabaje, emulsión, lámpara, drogas, etc. Se los dice quién ha cometido todos los errores posibles, si es cierto que se aprende de los errores, a esta altura de mi vida debería ser un sabio. Lo importante es hacer las cosas con calma y no apresurarse. ¡SUERTE!
   
 
   
 
Preparado por: Arnoldo Galetto