REPARACIONES, SERVICE Y MANTENIMIENTO
DE LECTORES DE CD Y CD-ROM - PARTE 1

Todos los técnicos en reparaciones, service y mantenimiento de equipos electrónicos bien saben que la clave de una reparación rápida, eficiente y completa está en la metodología empleada. Por cierto, cada producto requiere métodos y técnicas diferentes, a veces de carácter menor, pero a veces también importantes. En las siguientes notas trataremos de seleccionar los que consideramos como más adecuados para los propósitos de la Reparación de Lectores de CD y CD-ROM.

UNA CLASIFICACION PRELIMINAR

Las causas que pueden producir fallas en lectores de CD y CD-ROM y en forma parecida también en equipos afines, tales como lectores de DVD y algunos modelos de consolas de videogame pueden clasificarse en seis grandes rubros, a saber:

  1. Fallas mecánicas.
  2. Ajustes eléctricos.
  3. Fallas en la fuente de alimentación, tanto de baterías como de unidades conectadas a la red eléctrica.
  4. Conexiones defectuosas o rotas.
  5. Fallas en componentes eléctricos.
  6. Incompatibilidad de zonas geográficas.

Esta última categoría es mencionada aquí como complemento, si bien es más importante para lectores de DVD y videogames y no en lectores de CD o CD-ROM propiamente dicho.

Los detalles particulares siguen a continuación

  1. Las fallas mecánicas: pueden incluir aspectos tan diversos como suciedad, lubricación, piezas de goma gastadas, llaves con falso contacto o daños físicos. Un lente sucio, cubierto con polvo, humo, residuos de tabaco, o grasa de cocinar (sí, muchos lectores de CD funcionan habitualmente en la cocina) son fácilmente remediados si logra descubrirlos. Estos casos son posiblemente la causal Nº 1 en cantidad de fallas comunes. Otras causas incluyen: el disco no es reconocido, fallas en la búsqueda de pistas, ruidos audibles y comportamiento errático en el tracking, en la omisión de pistas o trabado imprevisto. La falla de no reconocer un disco CD es más frecuente en la actualidad cuando aparecen en el mercado discos grabados por medios y métodos caseros o “truchos” y cuyas características no obedecen fielmente las normas comerciales. Estos discos se pueden leer generalmente sólo bajo circunstancias muy particulares.

    Estas fallas pueden engañar a muchos técnicos profesionales quienes las atribuyen a defectos más complejos y difíciles de reparar... y más costosos en la reparación, pero no se deje engañar.

    El primer paso es, entonces, la limpieza del lente y de otros componentes ópticos, fácilmente accesibles. Sigue una inspección mecánica, sobre todo si el equipo defectuoso funciona en condiciones ambientales poco recomendable (la mayoría de los equipos funcionan así). Estas mismas tareas son también recomendadas para un servicio periódico preventivo. Volveremos sobre este tema más adelante.
  2. Ajustes eléctricos: entre los ajustes eléctricos figuran el tracking grueso, el tracking fino, el ajuste de enfoque y de potencia del laser. Sin embargo, muchos modelos más recientes ya no poseen estos ajustes en forma individual y en cambio poseen sistemas digitales que simplemente funcionan o no.
  3. Problemas en la fuente de alimentación: sobre todo en equipos portátiles que pueden tener baterías débiles, inadecuadas, defectuosos o usan adaptadores de corriente alterna de características incorrectas. También esta falla suele presentarse en los Lectores de CD traídos de un viaje o importados en forma incontrolada, sin el respaldo técnico de las marcas reconocidas.
  4. Conexiones defectuosas: el estaño de las soldaduras puede tener superficies sucias que solo a través del tiempo producen una oxidación dañina que interrumpe la circulación de corriente, a veces en forma intermitente. También pueden existir llaves de interlock, conectores de audio o de fuente de alimentación que debe ser limpiados y reactivados o conectores internos, cables flexibles o plaquetas de circuitos impresos dañados por una caída.
  5. Fallas de componentes eléctricos: estas fallas no son muy frecuentes, salvo en el caso de picos en la corriente eléctrica aplicada por relámpagos o causas similares. Con un poco de buena suerte estos casos afectan solo componentes en la fuente de alimentación. Casos extremos incluyen haber enchufado una fuente de 3 Volt a los 12 Volt del conector de automóvil.
  6. Zona geográfica incompatible con el equipo: este problema no suele darse con los lectores de CD pero sí con algunas consolas de videogames y sobre todo con lectores de DVD. Como todos sabemos, el mundo fue dividido por una designación de zonas regionales para la reproducción del material grabado.

Las zonas vigentes en la actualidad son las siguientes:
Región 1. Estados Unidos, Canadá y México.
Región 2. Países del continente Europeo, Sudáfrica y Japón.
Región 3. Países de Asia.
Región 4. Países de América del Sud, Centroamérica y Oceanía.
Región 5. Países de la ex Unión Soviética, India y África.
Región 6. China.
Región 7. Reservado.
Región 8. Territorios internacionales (Aviones, Barcos)
Región 0. Multizona.

Discos CD-ROM con videojuegos y discos DVD con películas grabadas poseen muchas veces esta codificación adicional que debe coincidir con la codificación original de fábrica del equipo para poder usar el videogame o ver la película grabada. La Región 0 está empezando a imponerse en películas antiguas que se pueden ver en consecuencia virtualmente sin restricciones regionales.

 
SOLUCIONES PROPUESTAS

Las fallas tipo 1 y 2 pueden ser resueltas generalmente sin mayores problemas. No sugerimos tocar la potencia del laser ya que un ajuste erróneo puede destruir el laser. Generalmente se puede concluir que el reconocimiento del disco o el ajuste del enfoque correcto ya es una prueba suficiente que el laser está en condiciones operativas correctas y no requiere mayores ajustes adicionales.

Obviamente, los diodos laser pueden fallar y esto sucede en la práctica, pero suponga que toda falla se relaciona con el laser. Solo un porcentaje menor al 10%, aproximadamente, de las fallas cae en esta categoría. Las fallas más frecuentes son del tipo suciedad y lubricación, seguido por reajustes de los sistemas de servo.

La solución de fallas de las categorías 3 y 4 son obvias pero a veces requieren un esfuerzo especial para recordar estas fallas y no pensar en algunas más serias.

Las fallas de la categoría 5 relacionadas con la fuente de alimentación son frecuentes pero pueden ser corregidas con relativa facilidad.

Para otros tipos de fallas de componentes es casi imprescindible contar con el manual de service del modelo en cuestión y esto con serias limitaciones debido a el funcionamiento del conjunto depende no solo del componente en sí, si no también en su programación como firmware dentro del circuito del microcontrolador. Muchos manuales son versiones muy deficientes de un original en japonés lo que a veces agrega una dosis de incertidumbre a la reparación. En el transcurso del presente trabajo trataremos de dar casos concretos de diferentes marcas y modelos para conducir al lector directamente a la falla observada y su solución. A veces la observación de síntomas secundarios puede ser de suma utilidad. Hay casos en que un exceso de calor en un integrado puede ser un índice de su malfuncionamiento y el cambio del componente soluciona el problema sin mayores problemas. Desde luego ello implica que el componente en cuestión posee reemplazo directo en plaza, lo que a su vez depende en gran parte de la seriedad con la cual fue efectuada su importación.

La reparación de equipos portátiles resulta a veces imposible ante la dificultad de seguir el circuito en la práctica y por el uso de componentes de montaje en superficie que a veces poseen pocas marcas ni otras señas para su identificación correcta.

 
SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE LECTORES DE CD Y CD-ROM
Si bien ambos tipos de equipos comenzaron en forma muy parecida, las exigencias de velocidad y protección contra errores son en la actualidad bastante diferentes, motivo por el cual los circuitos actuales pueden ser bastante diferentes. La velocidad es de 1x en CD´s de audio, equivalente a unos 150 kilobyte por segundo (KB/seg), mientras que en CD-ROM puede ser 40x o 50 x, 40 a 50 veces mayor. Con respecto a la detección y corrección de errores sabemos existen diferencias básicas muy pronunciadas. Muchos videogames son CD-ROM.

En los discos CD de audio se logra una relación de 10-5 a 10-6 errores por bit mientras que en el CD-ROM la tasa de errores se reduce drásticamente a 10-15 o 10-18 errores por cada bit. En el disco CD-ROM es necesario también, tomar en cuenta el tiempo de acceso que se necesita para llegar a un determinado lugar del disco donde se encuentra la información deseada. Tiempos de acceso del orden de los 300 milisegundos o mayores son considerados satisfactorios.

Todos los CD-ROM para PC siguen el estándar ISO 9660, al que también se acogen los discos Photo CD de Kodak, lo que hace las cosas sencillas y agradables. El sistema MiniDisc de Sony también se basa en el ISO 9660 por lo que, con el software adecuado y una bandeja que pueda acoger los minidiscos, los PC también pueden leer Mini-Disc.

Otro sector con diferencias puede ser la fuente de alimentación que en muchos equipos de audio usan fuentes convencionales, pero en equipos profesionales o semiprofesionales la fuente es generalmente del tipo conmutado. Muchas fuentes conmutadas son del tipo encapsulado que los hace virtualmente irreparables. Deben ser reemplazados directamente en el caso de fallas. Las tensiones disponibles son generalmente tres como mínimo en el sector digital: +5 volt, +/- 15 volt. En el sector analógico que suele existir sobre todo en los lectores de CD de audio pueden agregarse otros valores, de acuerdo al diseño de cada equipo.

Con respecto a la inserción de los discos en los lectores de CD y CD-ROM debemos considerar que muchos lectores de ambos tipos poseen bandejas para la carga del CD. Sin embargo, algunos modelos, sobre todo en la escala inferior de costos carecen de las típicas bandejas, usando por el contrario simplemente una plataforma dedicada a la colocación del disco que debe insertarse y retirarse en forma manual.

  • Problemas comunes: correas flojas o engrasadas que no permiten la apertura de la bandeja o dejan el ciclo de apertura o cierre incompleto. Algún desgaste o rotura mecánica, tales como engranajes gastados o rotos y en general roturas de alguna pieza mecánica. Una llave de cierre puede estar sucio y provoca el cierre o la apertura sin control. En algunos casos se observan cortocircuito o arrollamientos abiertos en el motor o cojinetes gastados o secos.

  • Ejes o plataforma del eje: Cuando el disco se encuentra cargado en el lector, se apoya sobre esta plataforma que lo centra automáticamente, reduciendo al mínimo toda posibilidad de descentrado o giro excéntrico.

    Problemas comunes: Suciedad en la superficie de la plataforma, eje torcido, cojinetes secos o gastados o en algunos modelos con movimiento a correa, correa floja.

  • Motor del eje: Es el motor que hace girar el disco. En algunos modelos antiguos se usan motores miniatura de corriente continua con escobillas, pero en los equipos más recientes los motores son sin escobillas. Este tipo de motor usa dispositivos Hall para la conmutación. Si se observa más de 2 conductores al motor o si posee bobinas a la vista y una plaquetita de control, se trata seguramente de un motor sin escobillas, con dispositivos Hall. El eje del motor es generalmente también el eje del plato, sin usar correas, impulsión directa.

    Problemas comunes: Motor en cortocircuito parcial, devanados abiertos o en cortocircuito, cojinetes secos o gastados o fallas en la parte electrónica. Los motores del tipo may suelen tener muy pocos problemas eléctricos.

  • Unidad óptica: La unidad óptica está montada sobre un soporte deslizante tipo “trineo” (sled en inglés). Esta pequeña plataforma provee los medios para mover la unidad óptica a través del disco durante la reproducción normal o de colocarlo en un lugar específicamente seleccionado. Esta plataforma se desliza sobre unas guías y se mueve mediante un eje sinfín o rulemanes.

    En la construcción particular de cada Unidad óptica se distingue dos alternativas. Una unidad de un solo haz puede usarse indistintamente con mecanismos lineales o rotativos, en cambio unidades de tres haces solo pueden usarse con posicionadores rotativos debido al cambio del ángulo en concordancia con su posición radial.

    Problemas comunes: suciedad, lubricación deficiente (seco o exceso) y engranajes defectuosos.

  • Conjunto de pick-up óptico y motor de “sled”: Todo el conjunto se traslada en el “sled” durante el funcionamiento normal en audio o en la búsqueda de datos en CD-ROM. El motor suele ser del tipo de continua convencional con correas para lograr el movimiento o un motor de impulsión directa que no posee correas.

    Problemas comunes: motor con cortocircuitos parciales, devanados abiertos o en cortocircuito o cojinetes secos.

  • Pickup óptico: Esta es en realidad la “púa” inexistente del CD que lee la información óptica grabada. Incluye el diodo laser, el sistema óptico asociado, activadores de enfoque y tracking y el conjunto de fotodiodos. El pick-up óptico está montado sobre el “sled” y se conecta al servo y a la electrónica de lectura mediante cables flexibles.

    Problemas comunes: Roturas ínfimas en el cable flexible con el comportamiento errático subsiguiente. Para terminar con esta primera parte, en las dos páginas siguientes se da el circuito de la sección de video del reproductor de DVD de la marca Samsung modelo DV5620KV.
Autor: Egon Strauss
FIGURA 1
 
FIGURA 2
 
 
 
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES
 
 
PROMOCIONES